Prólogo


Yo, Sifón, y el resto de mis compañeros, que actualmente estamos disfrutando de una jubilación dorada, bajo la tutela del Sifonero, en la Sifonería, en la Avda. Joan Miró, 73 de Palma, y quizás pronto en nueva ubicación, hemos vivido tantas cosas interesantes en nuestro pasado y que, a la vista está, hemos decidido plasmar en este libro, aunque harían falta millones de libros más para poder contar todo lo que hemos escuchado y visto, sin que los protagonistas se dieran cuenta, en las casas, bares, restaurantes y discotecas, donde entre los años 60 y 80, repartimos nuestras burbujas.

Junto con la idea del libro nació la de los Sifotours: unas rutas para pasarlo "sifopipa" leyendo, en diferentes barrios de Palma, historias de los sifones enfrente de los lugares donde ocurrieron; también beberemos, comeremos y nos desternillaremos con "sifoshows".
Visita la web www.sifoneria.com o el Facebook Sifoneria, en la última publicación, para estar al día de los Sifotours.
¡Sifoachuchones efusivos de parte de mis colegas de burbujas y de un servidor, Yo, Sifón

Regalo de 3 meses de suscripción de Miembro de Oro 9€ de CreATor Club Círculo3x comprando el libro Yo, Sifón, en formato papel, por 9€ en:
La Sifonería - Joan Miró, 73 - Gomila - Palma de Mallorca
Abierto viernes y sábados noche con menú, vermuts, vinos... y mucha diversión
Amplia terraza interior y sala de disfraces para tu jolgorio.
Formato Digital Formato Papel
Todos los libros de Antroom & Toroldo Fan Club

YO, SIFÓN - Capítulos de muestra

Capítulo 15

Yo, Sifón, aún me acuerdo, vaya si me acuerdo de cuando estuve con aquella pareja que, juntos o por separado, me paseaba en autobús; nunca llegue a saber el motivo pero creo que me tenían como una especie de amuleto protector.
En los buses diurnos a golpe de vista todo el mundo parece de lo más normal, los nocturnos son harina de otro costal, y tanto en unos como en otros se pueden oír y ver hacer cosas peculiares. Empezaré por la primera cosa sorprendente que vi.
Me encontraba al fondo del bus y nadie había alrededor aparte de un jovencito sentado justo enfrente; de repente parece que algo le ha pasado y con urgencia se pone a registrar su mochila, para su alivio encuentra un pequeño spray y empieza a aplicárselo precipitadamente a la zona de sus partes. Por lo visto algún olor indeseable allí se había producido y se intentaba contrarrestar, aunque debo decir que pese a la cercanía ninguna pestilencia ni sonido había trascendido. Nunca tal cosa había visto ni tampoco hubiese podido imaginar que alguien pueda ir por el mundo preparado para tales contratiempos. ¡Ay la juventud!
Observar como alguien se maneja en el autobús es una buena manera de estudiarlo; igual o mejor que verlo comer en un restaurante. Como sube, paga, se sitúa y se prepara para bajar muestra lo ágil o patosa, y mucho más, que es la persona. Especialmente llamativa es la falta de alerta en un medio que en cualquier momento puede tener desde una pequeña incidencia con consecuencias, un frenazo, a un accidente significativo, ¿podría deberse a inconsciencia o bien tratarse de una técnica del miedoso de conjurar a sus temores queriendo creer que se encuentra en lugar 100% seguro?.
En estos asientos situados unos frente a otros, un grupo de jovencitas y jovencitos comentaban en voz bien alta sobre el sexo con ropa, para escándalo de las señoras circundantes que no paraban de dirigirles miradas reprobatorias.
En el baile pegado siempre se ha hecho sexo en algún grado, según supe por conversaciones que me llegaron, en especial oí a chicas que criticaban a tal o cual por su atrevimiento mientras hacían votos de evitarlo en el futuro. Por lo que dijeron de boys and girls en el bus, lo del sexo con ropa parece ser que va mucho más allá, se trataría de una imitación del sexo real pero vestidos; una prevención mucho mayor y más barata que el condón y que encima se puede practicar en muchos más lugares cuando sobreviene el deseo; también permite a sus practicantes pretender o creerse que realmente no ha habido sexo. Una versión más impersonal es el "frotting", que se practica aprovechando abarrotamientos y también el "birmano" (con la mano), que se puede llevar más o menos lejos, al igual que el frotting, desde como quien no quiere la cosa hasta hacerlo de forma declarada, como sucede en los centros de masajes, en donde por un pequeño suplemento se ofrece "final feliz".
Supe que no hace mucho apareció en un periódico un artículo que se titulaba algo así como "Los fantasmas de El Terreno" y en el que su autor afirmaba, entre otras cosas, que en la lejanía y en los brumosos crepúsculos veía a veces cruzando la calle "al inglés elegante camino de otro bar". Un pequeño desconocimiento, no era inglés, era norteamericano, y también imposible en esas circunstancias sería saber si se trataba de él o de su, dígamos, "pareja". Ambas ilustrísimas son los protagonistas de mi siguiente relato.
"Lo que han perdido los autobuses de Palma", así comenzó su narración mi vecino de asiento y que se refería a estos dos asiduos usuarios de este transporte, y continuó "iban vestidos con abrigo, americana, sombrero y bastón, indumentaria modelo años 30, igualitos que Poirot; el silencio se hacía en todo el autobús cuando se subian, el pagar les solía llevar dos paradas y no dejaban de discutir durante todo el trayecto con una mezcla de español-inglés; un numerito que sucedía con frecuencia, para recocijo de su público, era el lío a la hora de bajarse: uno lo hacía y el otro no, y al partir el bus, con la pareja ya dividida, ambos se dehacían en aspavientos. Me consta que iban a su bola, el americano siempre había vestido igual y así seguía, no actuaban para los demás ni pretendían llamar la atención ni presumir, aunque parezca difícil de creer, hasta casi parecía que no se daban cuenta, especialmente el americano, de su estrellato. ¡Oh, como lamento no haber conocido yo, Sifón Rietor, a estas divinidades.
"Conocí de cerca a este par de figuras" respondió el interlocutor y continuó, "el americano era bastante más mayor que el otro y se había quedado colgado de la moda de su juventud, esto a todos nos afecta de algún modo, pero su caso era extremo y gracias a ello podíamos disfrutar de la visión de un fósil andante. El otro se encasquetaba el modelito porque se apuntada a cualquier bombardeo y también porque así hacia feliz al otro, lo que proporcionaba buenos retornos. Su aparatosa puesta en escena era para mi intrascendente, lo valioso que veía en ellos era el estar libres de histerias de salvación, el ser consecuentes con su estilo de vida, aceptando también pagar su precio; ambos eran fieles devotos combatientes de Baco y de Eros aunque con muy diferente grado de entrega y ambos también se pasaban la vida en bares, saunas y demás por el estilo. Al contrario que los idiotas, no esperaban que sus tonterías resultasen premiadas. Quien hasta el final, y con todas sus consecuencias, sigue fiel a si mismo y por ende también al mundo, ha vivido disfrutando y cae portando el traje del héroe".

Capítulo 21


Yo, Sifón, aún me acuerdo, vaya si me acuerdo de cuando estuve en la cafetería Click en el Paseo Mallorca. Importante fue mi estancia ya que durante ella aprendí que nunca lo has visto ni oído todo, por más que ya hayas visto y oído, y también de cuan verdad es el antiguo refrán "on te creus que no plou no si pot estar de goteras" (donde te crees que no llueve no se puede estar de goteras), lo mismo se podría decir del suelo al que jurarías seco y sobre el que sin embargo han perdido aceite. También en Click conocí a una adelantada a su tiempo en la moda de considerar super a todo; "ayer vi una película superdivertida", "mañana tengo una entrevista super-super importante". Y quizás lo más peculiar: una señora que sólo decía "gris" y que sudaba un montón y de la que se murmuraba que era ladrona, o la voz que no pude identificar y que dijo "es mejor estar medio abierta" ¿...?, o, el señor americano, cliente de diario y de bebida única y que la pedía con un recitado que ningún camarero entendía debido a su pronunciación, "esmirnofvodkaconielousinlemon", a no ser que el camarero ya lo conociese, le servían invariablemente vodka con limonada para su indignación; este señor tenía una memoria cero, se olvidaba que había ya bebido y repetía continuamente su retahíla. Obvio es decir que se iba bien alegre, caso de que no hubiera llegado ya en tal condición.
Click se abrió como local novedoso en todos los aspectos, era rompedor, y gran éxito durante años ello le dió. Transcribo el comentario de un cliente.
"Nunca tomo pizzas, para nosotros lo de este lugar son las hamburguesas, los perritos y los sándwiches. Todos se sirven emplatados con patatas y ensalada. Los platos tienen nombres de película y existe gran variedad de combinaciones. 
El local está ambientado con dibujos relacionados con el cine y no se si será por los recuerdos que me trae pero me siento muy a gusto en este ambiente".
Estar durante un tiempo detrás de la barra de un local animado y con público variopinto da para mucho mucho. Veamos.
Cómo me dió que pensar a mi, Sifón Morey de Manacor, lo que de manera convencida dijo Gigi: "No lo recuerdo y si no lo recuerdo no existió" ¿Puede ser esto verdad?. Práctico sí es pretender haber olvidado lo que no interesa o que lo se desea no hubiese ocurrido; ¡ay! la carne es débil. Suponiendo que Gigi hubiese olvidado de verdad y que los demás intervinientes en la fechoría no, pues no se podría pretenter que la tal no existió; pero en el caso de que todos hubiesen olvidado ¿existiría el hecho?, la respuesta parece fácil, pero... ¿dónde queda registrado el hecho?.
¿Se puede establecer que es la felicidad? ¿Existen la fórmula o fórmulas para alcanzarla?. Pues bien, Baron de Mitelclas no sólo tiene la fórmula de disfrutarla sino que también tiene la de la infelicidad: ser rico. Pensándolo bien, resulta obvio que sin saber que es la una no se podría tampoco deducir que es la otra.
Durante una velada, ya algo cargado de alcoholes, Baron de Mitelclas fue presa como de un furor sagrado y largó con frenesí esta arenga a su grupo: "mi felicidad se encuentra en entretener, divertir a la clase media y que a cambio me da su amor y que yo a su vez devuelvo con besos y abrazos. ¿Qué mayor felicidad puede haber que la de fundirnos en amor?. Esto es algo sólo al alcance de la clase media, algo que los ricos nunca podrán tener y que amargamente envidiarán y que por tanto los sumirá en la infelicidad". Entonces se abrazó al camarero y esparció por el suelo un paquete de servilletas de papel, y continuó "nadie puede ser más feliz que este camarero que nos ha dado su amor y que mañana con amor cogerá la escoba y barrerá. Ningún rico jamás conocerá la felicidad que da la escoba". Entonces uno de los asistentes tomó la palabra "abominad de la riqueza y del marketing, fuentes de la infelicidad, y abrazad la escoba salvadora". Intervino otro de los asistentes "conozco a uno al que le tocó un sorteo y al que el dinero le ha servido para ponerse gordo como un tonel, tonel tonel. ¡Fuera loterias! ¡Fuera primitivas, primas del diablo!. ¡Viva Baron de Mitelclas, profit japines!. No, estas personas sólo habían tomado alcohol.
Una tarde llegó Caggon Tresenuno y contó al camarero esta bonita historia: ayer iba en el bus 3, estaba sentado en uno de estos asientos en los que tienes de cara al de delante. Mi vecino era un cincuentón y el que al minuto de mi llegada me dice ¿puedo hacerle una pregunta? no había tal pregunta, se pone a recitar algo con trazas de poema que hablaba del pensamiento y que pretendía ser una pieza de sabiduría, ¿le ha gustado? me pregunta; asiento y se pone a recitar una segunda revelación, mi repetida aquiescencia parece que le anima y con mayor ímpetu se pone a hablarme del karma, del número de vidas que tenemos y de lo buenos que debemos ser; me pregunta si tengo pareja o estoy casado; le doy nombre y apellidos de mi esposa fake para que no quepan dudas; su cara muestra una cierta contrariedad al tiempo que me da un papelito, verdadero enemigo de la gramática, en donde aparece un número de teléfono y lindezas como "Madre Divina le entrego Este defecto para que Lo elimine" y "Sexo logia superior".
La casualidad ha querido que hoy haya visto al hombre sentado en el mismo asiento y largango, supongo el mismo discurso, a otro "afortunado", y me he preguntado ¿le faltará un tornillo? ¿busca reforzarse sus creencias? ¿estará reclutando para un culto? ¿habrá detrás una intención solapada, como por ejemplo un 69 oculto? No he podido dilucidar una respuesta y espero no se me presente la oportunidad de profundizar. Es frecuente que detrás de palabras, gestos, sonrisas y efusividades haya una intención, como ejemplos, en el caso del comerciante, aligerarte el bolsillo, o la de quien lo único que realmente busca es el mirar a Cuenca.
Volviendo a ayer; como vi que el rollo no iba a parar y que me quedaba bastante trayecto, súbitamente me levanté, dejando, para su disgusto a mi predicador con la palabra en la boca, y con cortés despedida me bajé del bus. Inmediatamente llegó el 46, en donde encontré plácido asiento. El karma me ha premiado me dije, muy bien me debí portar en mi vida anterior, me ha quitado a este del karma de encima y además llegaré antes. Se me ocurrió entonces esta moraleja "a los tontos déjalos, a las tontas déjalas; déjalos, déjalas que felices vayan, y más cómodo viajarás y antes llegarás".

Capítulo 26


Yo, Sifón, aún me acuerdo, vaya si me acuerdo de cuando oí recitar estos bellos y sabios poemas. Ahí los tenéis, junto con los lugares de los hechos.

Este poema cumbre se recitó en Ringo, en Apuntadores, sito enfrente del hostal Apuntadores. Estaba en un primer piso, fue discoteca y pasó a ser disco bar por cambio legislativo. Por breve tiempo fue el segundo top less de Palma y después algo que bien se puede calificar de antro. Sorprendentemente en sus muy amplios lavabos, situados en solitario en una planta superior, y, de lo que allí sucedía, por decoro, sólo puedo decir que al final de la jornada el suelo patinaba, en este lugar, precisamente, sucedió el hecho extraordinario de que Mr. Steven viese el Nirvana. Sí, y sin necesidad de ir a la India.
Loa a Mercurio, dios de los comerciantes y los ladrones

El comercio, maravillosa inspiración de Mercurio es
Actividad ajena a creencias e ideologías
Que permite beneficiar sin perjudicar
Y a sus partes más prosperar
Mercurio, como avatar del dios Marte
La guerra, la conquista, la rapiña lleva
A sus metas sin destrucción y sin víctimas poder lograr
Y aunque de la mano de la codicia, la avaricia y el engaño va
Premia con la fama y sus grandes dones a la intachabilidad
Riqueza así a esta cualidad añade
Que ya rica de por si es
Ya que el intachable ni reciprocidad exije ni precisa
E imnune en gran parte a la maledicencia y a los enredos resulta
Y con gran fuerza y satisfacción su ser la vive
Cuál corona fuente de placer

Esta esmeralda de poema lo oí recitar en el desaparecido Bar Reina, en la Plaza de la Reina. Fue dedicado a La Mirona.
El conocimiento inútil

Las preguntas y los planteamientos correctos
Así como sus respuestas
Delante los tenemos
Al igual que los secretos que a la vista de todos están
Y nadie te los podrá revelar
Ya que sólo quien sea capaz de verlos los verá
Intentar descubrirlos espanto y temor te pueden provocar
Y difíciles de interpretar y aceptar te pueden resultar
Aunque simples y gratificantes finalmente te serán
Todo conocimiento inútil resulta
Si fuerza y placer no te da
Ya que sin ellos poco o nada avanzar podrás

Esta otra piedra preciosa se recitó en el histórico bar Bosch.
Así habló Templa 1.3

"La primera de las fuerzas que gobiernan el mundo es la mentira"
Durante largo tiempo acertada esta aseveración consideré
Ahora más acertada me parece
La primera de las fuerzas que gobiernan el mundo es la creencia en que es verdad
Pero un quizás más sabio segundo pensamiento
Me lleva a la conclusión que circunstancial la primera fuerza es
Y habilmente manejada, puede una de estas u otras eventualmente ser:
Represión sexual, fidelidad de pareja, infantilización...
Creencias, mitos, sacralidad, credulidad, ignorancia, farsa, tópicos...
Miedo, enfrentamientos, preocupaciones, vanidad, adjetivación...
Para crear entretenimiento cualquier combinación de ellas servir puede
Labor suprema del hoy y que sin posibilidad de neutralidad
A las figuras de sapiencia y autoridad y a comunicadores
En comediantes convierte y viceversa
En los tiempos modernos impera
La guerra de papel

Este desgarrador canto a los infortunios que a todos afectan lo oí en el Kiosko Alaska.
Los infortunios de las partes nobles

Desengañado por agotamiento del tú y yo único
Por el poliamor me decidí
Y cuatro tú y yos tenía
¡Oh malvado azar del destino!
En tres días trágicos a los cuatro perdí
Encoñamiento por uno sentía y a sus tonterías cedía
Más esto no le bastó y puerta me dió
Y agradecer debo al fatum que no muy caro me salió
Que el tamaño importa debo decir del dos
Y por eso me tenía aunque su cara su cuerpo protegía
Y con mis químicas y mi parca plata a la sueca se largó
Encoñado de mi el tercero decía estar
Y que toda la vida me había esperado encontrar
Que lata aprendí es al enamorado aguantar
Cuando tú por tal labor no estás y sólo cacho, del que sea, quieres pillar
Y por mi poco afán el pájaro escapó, bye bye, a volar
¡Qué mamporro, que al extásis me llevaba, con el cuarto he perdido!
Vacío fatal me ha dejado que nadie podrá debidamente llenar
No pude aguantar que como precio sus alocados rollos debía soportar
Cúan fácil me hubiese sido que a cambio de su callar veinte monedas hubiese querido cobrar
¡Oh partes nobles! cuyos infortunios parece deben acompañar a los placeres que brindáis
Tornillos hacéis perder, al discurrir hacéis errar, a nuestro lado oscuro hacéis aflorar y desvaríos provocáis
Y a insensateces y tonterías nos arrastráis
¡Oh partes nobles! nada, nada, nos hará renunciar a la embriaguez que nos regaláis

Ay la belleza, cuanta tinta no se le ha dedicado, aunque ninguna como esta. Se leyó en la Bodega La Rambla.
Be Wise 1.3 by Total Perversum

¡Qué el próximo sea tu Año de la Belleza¡
Y de perpetuar tu juventud
Forever young!
No ahorres en ejercicios, entrenamientos, personal trainers, estlistas, dietas, cremas, artilugios
Modelitos, crecepelos, implantes, liposucciones, depilaciones, estiramientos, botox...
Verás crecer tu belleza y lo más importante
¡La verán!
Aunque con ello provoques sinfín de enamoramientos irrefrenables y alocados
Que no podrás satisfacer
Un caro precio que los demás deberán pagar
Poco importa
¡Antes muerta que feílla!

No puedo imaginar ni mayor ni mejor canto a la fuerza. Entré en éxtasis al oírlo en el bar Plaza, en la plaza de los Patines.
No me dejo arrastrar

No me dejo arrastrar
Ni por mi, ni por ti
Ni por iras, ni por pulsiones
Ni por insensateces, ni por estupideces
Ni por absurdas pasiones y emociones
Ni por según que se haga o se deje de hacer
Ni por según que suceda o deje de suceder
No me dejo arrastrar
Fuerza hallo en este empeño querer lograr
Que al momento mieles me brinda disfrutar
Y a travesuras de mi imaginación evitar
Y a no fácil a mal las cosas tomar
Y a mis circunstancias dominar
Y como no dispuesto estoy de estos triunfos abdicar
No me dejo arrastrar

Se recitó este poema en el desaparecido bar Nuria, en los Geranios. Un canto a la eterna juventud. Sí, grandes aventuras te pueden esperar a los 70.
New Era

En la edad que llaman tercera y también dorada tu juventud encontraste
Una vida como debía ser habías llevado
Y no ser quemado por ella tu logro fue
Y así de Joan a Juana La Vieja pasaste a ser
La aventura a tu vida llegó
¡Gloria! ¡Gloria!
A tus 70 en dueño y madame de pisoputo te convertiste
90 años tu primer cliente tenía
Y muy joven para tu emprendimiento te encontró
¡Fiesta! ¡Fiesta!
Pedías para tu vida
Y tu gran deseo para nosotros tu legado es
"Qué vuelvan los tiempos de Nerón"

Capítulo 27

¡Ave Sifón!

Vuestra egregia, sugestiva y singular forma
Un icono del siglo XX para nosotros es
Las mesas de las casas y las estanterías de los bares
Entonces con orgullo presidíais
Vuestras burbujas la alegría simbolizan
Con vino, vermut y palo bien maridáis
Y vosotros que merecidamente jubilados en la Sifonería estáis
No avaros habéis sido con lo único que poseéis
Y así vuestros recuerdos generosamente nos habéis dado
En vuestro libro Yo, Sifón


© 2019 www.iniciatives.net - www.bit.ly/antroom

.


CreATor Club ~ Círculo 3X - Encuentros - Diversión - Beneficios